Welcome Guest [Log In] [Register]
Bienvenido al foro público de Camagüeyanos por el Mundo. Le invitamos a disfrutar de su estancia con nosotros.

Usted se encuentra en nuestro foro en calidad de visitante. Esto significa que solo tiene acceso a ciertas áreas y funciones. Si se une a nuestra comunidad podrá ingresar a las secciones reservadas a nuestros miembros y hacer muchas cosas, como crear y actualizar su perfil, escribir en todos los foros, enviar mensajes personales y votar en encuestas.

El registro es simple, rápido y completamente gratuito. Use para ello este enlace: Únase a nuestra comunidad.

Si no desea registrarse en este momento, como visitante puede leer el contenido de todos los foros y escribir en nuestro Foro Abierto. Además de comentarios generales, puede publicar allí mensajes para localizar personas.


Si usted ya es miembro por favor entre a su cuenta para disfrutar de todos sus privilegios:

Username:   Password:
Responder
Mi tarjeta de enamorados; Deja el carnaval: ven y ama
Topic Started: Feb 14 2011, 06:03 AM (452 Views)
Don Gilberto
No Avatar


La Escuela del Amor Puro
DEJA QUE TODOS SE ADULEN,
DEJA QUE SE DDIGAN COSAS DE TARJETAS DE CARTON PINTADO.
Tanto tú como yo sabemos lo que es el amor puro.

Hoy, porque la sociedad se divierte mercando el amor como una candileja perdida en el arrabal en medio de un día de festejos carnavalescos, y ni es el amor, ni es diversión es fantasía comercial, he buscado un rincón en una taberna debajo del mar, allí donde sola las sirenas y los espíritus del reino se acuclillan para libar una gotas de la esencia del espiritual correr de la sangre de los dioses alejados de la tierra, para los que hemos amado y amamos y estamos sintiendo en nuestros cuadriles las quemadas del hierro que marca las almas como reses en el potrero y allí estoy sentado a la vera de un candil que se extingue a la vista de la maldad y se aviva al sentir de la pasión de los puros. Es sereno. Un violín en la esquinita del cielo nos seduce a soñar un poco más y una tenue voz de niña buena tararea una tonada de años idos.

Te invito. Ven y acompáñanos a soñar desde aquí abajo del mar en el silencio de las almas que aman puras. Ven, amiga, siéntate a mi lado, como mi pequeña hermanita helada de frio por las tormentas. Ven, siéntate a mi lado, toma mi hombro. reclina tu cabeza en el yo te sostengo. No temas ya, yo te protejo, estos seres que ves aquí son mis amigos, son bellos, porque han pasado este, el tuyo y el mío, el camino de los sueños, el camino de los que amamos y no encontramos sosiego ni se nos calman los sueños. Anda, no temas enfrentar esos sonidos, que son y solo son la olas que danzan en las torres y los aires de las novias con sus velos, inocentes que van hacia las coplas; esas coplas que nos cantan al oído el día del carnaval de las promesas, los deseos y las mentiras. Ven, por favor bebe de esta copa que muy tuya el nuevo vino y canta con nosotros este himno que se lo escribí una día lejano a una sirena que lloraba a la orilla del riachuelo. Ven, amiga, descansa de una vez. No cantes si no quieres, ama en silencio; los mudos también aman.

Pero siéntate a mi lado y déjame que te acompañe mientras tú al tiempo me acompañas a mi, viajemos como hermanos al amor.
Desconectado Perfil Citar mensaje Inicio
 
Dumois
Member Avatar

Hace algunos ayeres ya, en mis años de tirador olímpico, practicaba una buena cantidad de horas a la semana con mi pistola en el Club Cinegético de Guadalajara. Allí me tropecé con Abel Buenrostro, mejor conocido como El Padrino. Tenía fama de cabezón y malgenioso. No me acercaba yo mucho por su mesa, en donde se congregaban tiradores retirados, amantes de la buena comida de caza, el tequila y las canciones viejas.

Un día, al pasar por enfrente del grupo de cantores, me retó: "Miren, ahí va ese que nunca se acerca y que no sabe nada más que de armas". Me paré en seco. Solté mis maletas, di la vuelta y le quité la guitarra de las manos. Después de dos tonadas me adoptó como su ahijado. Fuimos amigos hasta que un cáncer se lo llevó. Mentira: sigo siendo su amigo y ahijado, aunque ya no ande por aquí.

Este texto de Don Gilberto ha traído a mi memoria la canción favorita de mi padrino:

Llévame
Gonzalo Curiel Barba

Llévame todas las tardes
a tu huerto;
y siéntate junto a mí
entre las rosas.

Cuéntame por piedad
aquellas cosas
que hacen latir
mi corazón ya muerto.

Deja que incline mi frente
fatigada,
al ver esta nueva luz
de la esperanza.

Y déjame comprender
por tu mirada,
que hoy he vuelto a nacer,
porque me quieres.



Abrazo de amor y amistad para todos ustedes, amigos gentiles.

Dumois

Mi blog: Apuntes de un curioso. Posted Image
Desconectado Perfil Citar mensaje Inicio
 
Don Gilberto
No Avatar

¡HABIA DE SER EL MAESTRO GONZALO CURIEL BARBA!
Afortunado tú, Hermano Dumois.
Belleza Pura
Desconectado Perfil Citar mensaje Inicio
 
1 user reading this topic (1 Guest and 0 Anonymous)
« Previous Topic · El Rincón de las Bellas Artes · Next Topic »
Responder