Welcome Guest [Log In] [Register]
FORO CERRADO,POR FAVOR LOS QUE CREARON SUS FAN FICS Y SUBIERON VIDEOS EN EL FORO SE OS DARA UN PLAZO DE DOS SEMANAS PARA QUE TODO LO SUBIERON AL FORO LO GUARDEN EN SUS ORDENADORES
Posted Image


Unete a nuestra comunidad Aquí!




Username:   Password:
Add Reply
Manual Sexo Lesbico; un pequeño manual introductivo
Topic Started: 20 Sep 2009, 05:08 AM (705 Views)
Eva-chan
Member Avatar



Manual del sexo Lesbico


El masaje es el camino seguro hacia su corazón, aunque si la relajas demasiado y se queda dormida puede que no sea un camino tan seguro a otros lugares. En general, cuando des masajes a modo de juego preliminar, procura alternar el frotamiento (y amasamiento) con besos y caricias. Por ejemplo, cuando le estés dando un masaje en la espalda, hazlo también con los labios y con la lengua a lo largo de la columna. Cuando llegues a las nalgas y los muslos, deslízale de vez en cuando la mano por la entrepierna con suavidad. Varía la presión y el ritmo cualquiera que sea la parte que estés manipulando. Mientras que el masaje de relajación tiende a centrarse en la espalda, uno erótico es más bien frontal. Acaricia sus pechos suavemente, o no tan suave si ella lo prefiere. Pasa la mano firme -pero despacio- alrededor del ombligo, caderas e interior de los muslos. Combina diferentes tácticas, como rozar las ingles mientras chupas los pezones. Conseguir relajar a alguien y excitarla al mismo tiempo, requiere una habilidad y un sexto sentido, pero practicando todo se puede aprender, y eso concretamente, merece la pena.



Sexo Oral: Chupar o lamer el clítoris, labios externos e internos y vagina, normalmente para llegar al orgasmo; también conocido como comerse a alguien Supongamos que ya te has abierto camino entre sus piernas. ¿Qué hacer ahora? Damos por sentado que cada una hará lo que quiera, pueda o sepa. Aquí sólo vamos a dar algunas sugerencias. Algo muy recurrido y sencillo es besar las ingles y el vello púbico, prestando especial atención a la parte central donde se unen los labios. En algunas mujeres los labios son prominentes y accesibles, mientras que en otras se encontrarán escondidos tras una maraña de vello púbico. Para acceder a las partes más ocultas, pasa la lengua desde abajo hacia arriba por donde se unen los labios hasta que se abran, o sepáralos con los dedos, o pídele que te los abra ella misma. Cada manera de hacerlo tiene su erótica particular. Si tienes la luz encendida podrás contemplar quizá tonos rosas, o rojizos, o marrones, o púrpuras..., con una forma semejante a la de una flor. En la parte superior de la vulva, donde se unen los labios internos encontrarás el clítoris. Dependiendo de la constitución física de tu amante, puede que esté visible y dispuesto, o escondido de alguna manera. Si es así, una forma fácil de localizarlo es chupando la longitud de su vulva; cuando des con una pequeña protuberancia, entonces puedes quedarte allí todo el tiempo que quieras. Puede que te encuentres con un clítoris del tamaño de un grano de arroz, o de la yema de un dedo, o de cualquier medida intermedia. Sus gemidos de placer confirmarán que estás en el lugar correcto, y si no estás segura, ¡pregúntale! Pero tampoco tienes por qué ir directamente al clítoris. Hay un montón de cosas que puedes probar antes. No pases por alto los labios vaginales. Chúpalos o mordisquéalos, pero con sutileza. Algunas mujeres gustan de una estimulación labial más fuerte, pero antes de ponerte demasiado enérgica, averigua si a la mujer con la que estás le apetece que le hagas eso. En cualquier caso, la estimulación clitórica da mejores resultados cuando se hace gradualmente. Penetrar con la lengua es algo que puede ser excitante para ambas, aunque quizá no sea lo más fácil de hacer; todo depende de la longitud y flexibilidad de tu lengua y del tamaño y la forma de su vulva.

Tribadismo: La palabra griega tribade, es sinónimo de lesbiana, viene a significar ella la que roza y el tribadismo es la práctica del roce sexual, o del magreo. Estas palabras en general no tienen buena acogida por no ser familiares o porque suenan mal. Pocas lesbianas usan la palabra tribadismo seriamente; no esperes que alguien te diga, Hey baby, ¿quieres tribadear conmigo? El tribadismo ocurre de manera natural cuando dos mujeres se acuestan juntas (ya sea una encima de la otra o tumbadas de lado) o cuando bailan agarradas. Las caderas se contornean, las pelvis se buscan, los pechos se encuentran, las piernas se enlazan, y 'voilà', surge el tribadismo. Aunque el tribadismo ha sido descrito en nombre de la ignorancia como un intento desesperado de imitar a la heterosexualidad" (por favor), la ondulación mutua es una jugosa delicia propia de las relaciones lesbianas. ¿Qué podría ser más lesbiano que unos labios vaginales húmedos y calientes resbalando al frotarse contra los muslos de la amante? Y si vuestra anatomía es compatible, podríais incluso conseguir un contacto directo de labio-con-labio y clítoris-con-clítoris ¡Capricho de diosas! Si quieres añadir variedad a tu vida tribadista, el roce de clítoris-con-codo, clítoris-con-rodilla y clítoris con hombro, tienen cada uno su encanto particular, y todos pueden conducir al orgasmo. Si nunca has tenido un orgasmo "tribadal y te apetece probarlo, experimenta con diferentes posiciones hasta que consigas la estimulación que desees. Frotaros una contra la otra, con las piernas entrelazadas y la vulva de cada una en el muslo de la otra, o pubis contra pubis. Quizá te excites más poniéndote encima, -o debajo-. La comodidad y excitación dependerá de la constitución física de cada una, y el probar técnicas y posturas diferentes es una actividad lúdica en si mismo -aparte de ser un ejercicio físico muy saludable-.

Bondaje: Incluso las mujeres que no están interesadas en el sadomasoquismo, muchas veces se divierten incluyendo cuerdas y antifaces en sus relaciones sexuales. Ser atada libera de compromisos y permite abrirse totalmente a la experiencia que ofrece la pareja. Las vendas añaden un toque de intriga y suspense; muchas mujeres sienten un hormigueo interno sólo de imaginar adonde van a ir a parar las manos de su pareja. La combinación de cuerdas y antifaces permite una receptividad completa. No dejes que nadie te ate a no ser que confíes totalmente en esa persona. El trato debe contener esta trilogía: 1) Que no te haga daño a menos que tú quieras. 2) Que te desate cuando tú se lo pidas. 3) Que sepa lo que esté haciendo. Tu tampoco deberás atar a nadie si no estás absolutamente, (110%) segura de que quiera, y tú tengas al menos conocimientos rudimentarios en cuanto a medidas de seguridad.



Me parecio interesante y tiene buenos cancejos para tomar en cuenta jejeje ... ustedes que opinan? el link de la pag de donde lo saque lo perdi (gomenn)


nos vemoss saludos xD

Bye..)
Offline Profile Quote Post Goto Top
 
Garnet
Member Avatar
The Princess of the Sun

TRIBADISMOOOOOOOOOOOOO *babas*


t.t fantaseo con esa pose (contacto: labio a labio) dios, debes de ver a jesus saludandote sentado en su nube del placer que te debe de dar la pose esa...

bah yo me lo imagino asi y capaz es cualquier cosa jajajaja


tiene datos muy interesantes, como o-lalá antifaces o sogas (mmm~) y datos curiosos xd voy a tratar de intentar el masaje sexoso, aunque yo me caliento muy facil y no me aguanto..


gracias eva (L)
Offline Profile Quote Post Goto Top
 
1 user reading this topic (1 Guest and 0 Anonymous)
DealsFor.me - The best sales, coupons, and discounts for you
« Previous Topic · Desings shop · Next Topic »
Add Reply